Inicio | Noticias | Eventos | Arte | Documentos | Contactos | Nosotros | English


Arte

Los Retratos Que Nos Miran

Ricardo Bueso, Siguatepeque - Honduras

Tienen casi treinta años que los desaparecieron.
Parece que fue hoy en la mañana cuando
las fuerzas militares se los llevaron vivos,
que los arrancaron de las marchas pacificas del Frente de Resistencia.
Los que ya días no están, son ciento cuarenta y ocho personas,
con nombre y apellidos.
Ciento veinte y ocho hombres y veinte mujeres.
Las mujeres, llegaron dos de Costa Rica, seis de El Salvador y
doce nacieron en Honduras.
Los hombres llegaron de varios pueblos. Uno de Ecuador, uno de Venezuela,
dos de Guatemala, tres de Costa Rica, cinco de Nicaragua,
doce eran salvadoreños, noventa y nueve eran de los nuestros y
de cinco no se conoció donde dejaron el ombligo.

Todos tenían madres, padres, hijos, hermanos, amigos,
compañeras o compañeros de vida, de trabajo o de ideales.

Hoy los vi y me miraron, desde sus fotos guindadas en la pared,
a manera de retratera en las oficinas del COFADEH.
Sus ojos vivos, fijos en el tiempo,
de rostros jóvenes, con cabello negro en su mayoría.
El pelo es lacio, insurto o enrollado,
cuatro usan anteojos, quince de los hombres tiene bigote, grueso o delgado.
Otros son lampiños por jóvenes o por indios,
entre ellos el más adulto, es sacerdote,
cinco tienen saco y corbata y cuatro se cubren con una gorra.

Las mujeres en las fotos son trece. Número de mala suerte!
Dos ticas son de tez blanca. Una pelo claro y liso y la otra ojos y pelo negro.
Tres salvadoreñas posaron con el rostro serio, tiene el pelo corto y crespo y los ojos negros.
Tres hondureñas, son mujeres en la flor de la vida. Con pelo negro y ondulado, lucen bonitas.

Si las llamamos por su primer nombre, tenemos que mencionar a Claudia, Concepción, Dolores, Eva, Luisa, Marlen, Marta, Matilde, Melba, Noemí, Nora, Sandra, Sofía, Teresa, Yadira, Yolanda. Dos de ellas se llaman Ana y otras dos Maria.

Cuarenta y tres de los hombres responden a los siguientes nombres: Adán, Alberto, Amado, Ángel, Baudilo, Bayardo, Carlos, Casimiro, Constantino, Cosme, Daniel, Dixie, Edwin, Eliseo, Enoe, Fidel, Gerardo, German, Guadalupe, Gustavo, Hans, Héctor, Heriberto, James, Joaquín, Manuel, Marcelino, Martín, Mauricio, Miguel, Narciso, Nelson, Omar, Orlando, Oswaldo, Pablo, René, Rigoberto, Rodolfo, Roger, Salvador, Saúl y William.
Dos se llaman Alfredo, David, Enrique, Estanislao, Marco, Mario, Pedro, Ramón, Reinaldo, Roberto, Tomas y a dos no se les conoce nombre.
Tres tienen por nombre primero: Domingo, Julio, Oscar, Rafael, Rolando y Víctor.
Cuatro se nombran Eduardo, Juan y Luís. Cinco se llaman Francisco.
Seis comparten el nombre primero de Jorge, y veinte de ellos tiene como primer nombre José.

Nos miran desde donde están.
Conocen que la represión de hoy es la misma de ayer,
que los verdugos cambian de nombre pero no de uniforme,
que las mentiras son las mismas y las balas no son de goma.
Las torturas se han refinado, las mujeres vueltas a violar y sangran en las cárceles,
los hombres mueren en las celdas, las calles o en el monte…;
y aunque la aurora tarda en salir, se anuncia un sol para los justos,
una paz para los caídos y un castigo para los impíos.

Amen.


Dedicado:
¡¡¡Con Amor, para Bertha y su Equipo del COFADEH!!!

--------------------------

Ricardo Bueso se desempeña como colaborador de comunicación en la Red COMAL; organización que tiene su asiento en Siguatepeque, zona central de Honduras.

El escrito es de estos últimos días de agosto, en ocasión de los 60 días de Resistencia, y de modo especial, ofrecen agradecimiento al trabajo del Comité de Familiares Detenidos y Desaparecidos de Honduras (COFADEH), con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos.

En Resistencia! Miguel Alonzo

- Foto de pared de la Sala Memoria Viva