Inicio | Noticias | Eventos | Arte | Documentos | Contactos | Nosotros | English


Noticias

Revelan que EU congelará cuentas de figuras golpistas

Tegucigalpa. PL/AFP

El gobierno de Estados Unidos procederá a congelar cuentas bancarias de las principales figuras del golpe de Estado de Honduras, reveló este jueves la emisora Radio Globo de esta capital.

El director de la radioemisora, David Romero, aseguró que la noticia le fue confirmada por fuentes de alta confiabilidad, que precisaron que se trata de una orden del presidente norteamericano, Barack Obama.

Añadió que el primero de esos depósitos afectados será la cuenta número 2067867966 del Banco Wells Fargo, de Houston, Texas, propiedad del presidente de facto Roberto Micheletti y su esposa Xiomara de Micheletti.

Romero aseguró que la medida abarcará a todas las figuras visibles de la asonada militar del 28 de junio pasado, entre las que incluyó el alto mando de las fuerzas armadas, políticos, legisladores y empresarios.

Apuntó que se trata de una segunda fase de presiones para obligar al régimen a firmar el Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, promovido como mediador en la crisis por Estados Unidos.

Ese plan establece el retorno a la presidencia, con fuertes condiciones, del presidente Manuel Zelaya, quien manifestó su decisión de suscribirlo en procura de restablecer la paz en Honduras.

Tal pacto fue rechazado por Micheletti y sus aliados el martes último durante una gestión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para buscar una solución negociada a la grave crisis desatada por el complot castrense.

El gobierno norteamericano canceló ayer la emisión de visas para hondureños en su embajada en Tegucigalpa, de la cual retiró hace tres semanas al jefe de esa legación, Hugo Llorens.

Dirigentes del Frente Nacional contra el golpe de Estado y otras personalidades acusan a sectores de ultraderecha del gobierno norteamericano, los halcones del Departamento de Defensa y del Partido Republicano de orquestar y financiar el golpe militar que depuso a Zelaya.

Washington confirma

Estados Unidos analiza aplicar nuevas sanciones contra el régimen de facto en Honduras tras su nuevo rechazo a aceptar el retorno del presidente depuesto Manuel Zelaya, informó este jueves un portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

"Estamos evaluando nuestras opciones a partir de las actividades (diplomáticas) esta semana, y creo que tomaremos algunas decisiones en los próximos días", señaló a la prensa Crowley.

"La delegación de la OEA que viajó allá esta semana hizo, en nuestra opinión, una oferta muy directa al régimen de facto que deberían firmar el Acuerdo de San José", recordó Crowley.

Estados Unidos está "desalentado" ante la decisión del gobierno encabezado por Roberto Micheletti de no aceptar ese acuerdo de mediación que negoció el presidente costarricense, Oscar Arias.

Washington ya anunció el miércoles la suspensión del servicio de visas en Honduras, poco antes de que la misión de cancilleres que viajó a ese país anunciara su fracaso.

Previamente Washington suspendió su ayuda civil y militar, lo que representa para Honduras una pérdida de unos 35 millones de dólares anuales.

El régimen que se instaló en Honduras tras el golpe de Estado del 28 de junio rechaza de plano el retorno de Zelaya, una de las condiciones del Acuerdo de San José, por considerar que fue destituido de su cargo legalmente.

Ese gobierno no es reconocido por la comunidad internacional, y su participación en la Organización de Estados Americanos (OEA) quedó en suspenso.

"La posición que el régimen de facto ha adoptado ya ha tenido consecuencias no solamente mediante acciones que ha tomado Estados Unidos, sino que otros en la región han tomado, o se disponen a tomar", advirtió el portavoz.

El portavoz no explicitó si las próximas sanciones se tomarán en colaboración con otros países de la OEA.

A dos meses del golpe la resistencia continúa

La resistencia pacífica al golpe militar del 28 de junio pasado en Honduras se mantiene en las calles, mientras la dirigencia del movimiento expresa la confianza en la restitución del orden constitucional.

El gobierno de facto no tiene apoyo del pueblo, no tiene apoyo de la comunidad internacional, está cada vez más cerca de su derrota, dijo el dirigente campesino Rafael Alegría a miles de manifestantes en una marcha.

El coordinador general del Frente Nacional contra el golpe de Estado, Juan Barahona, argumentó que la resistencia pacífica, su firmeza, ha derrotado moralmente a los golpistas, que sólo han apelado a la fuerza.

Tenemos 60 días y no nos cansamos, porque nuestra lucha en justa, dijo en uno de sus discursos durante la larga caminata de ayer al frente de una extensa columna humana que se desplazó lentamente por la ciudad.

La intensa actividad del miércoles la completó una caravana de vehículos que recorrió barriadas y avenidas de Tegucigalpa, iniciada apenas dos horas después de concluida la manifestación ante la embajada de Estados Unidos.

Desde los vehículos con altoparlantes que van en la marcha, los dirigentes preguntan con frecuencia: ¿Están cansados? ¿Tienen miedo?, y la multitud responde en coro con un potente no y la consigna Adelante, adelante, que la lucha es constante.

Barahona anunció que este jueves volverán a partir de los alrededores de la Universidad Pedagógica Nacional, en una manifestación cuyo recorrido es acordado poco antes de su inicio para dificultar la persecución policial.

Convocó también a una conferencia de prensa en la calle para dar a conocer la posición oficial del Frente Nacional sobre las elecciones programadas para el 29 de noviembre y cuya campaña empieza dentro de cuatro días.

En uno de los actos de ayer, frente a la Casa de las Naciones Unidas en Tegucigalpa, dirigentes de las fuerzas populares adelantaron su rechazo a la celebración de los comicios bajo un gobierno de facto que consideran ilegal.

Bajo este gobierno usurpador, represor del pueblo y fascista, no puede haber elecciones transparentes y confiables, aseguró.

Precisó que la única forma de que los comicios sean legítimos es con el retorno inmediato del orden constitucional y del presidente Zelaya.